insuficiencia.png

    MUERTE SÚBITA Y SÍNCOPE

    Cardiodesfibriladores

    Tilt Test

    ¿Qué es la muerte súbita?

    La muerte súbita es la aparición repentina e inesperada de un paro cardíaco en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado.

    Existe una definición más formal, que es la utilizada en los estudios médicos: "muerte súbita es el fallecimiento que se produce en la primera hora desde el inicio de los síntomas o el fallecimiento inesperado de una persona aparentemente sana que vive sola y se encontraba bien en plazo de las 24 horas previas".

    Su principal causa es una arritmia cardiaca llamada fibrilación ventricular, que hace que el corazón pierda su capacidad de contraerse de forma organizada, por lo que deja de latir. La víctima de muerte súbita pierde en primer lugar el pulso, y en pocos segundos, pierde también el conocimiento y la capacidad de respirar. Si no recibe atención inmediata, la consecuencia es el fallecimiento al cabo de unos minutos. 

    Las medidas de reanimación cardiopulmonar pueden conseguir en muchos casos que la arritmia desaparezca y el paciente se recupere. Si por fortuna sucede esto, estaremos ante una 'muerte súbita reanimada'.


    Causas de muerte súbita

    La muerte súbita se debe habitualmente a una arritmia cardiaca maligna: la fibrilación ventricular. Esta arritmia produce una actividad eléctrica cardiaca caótica que no es capaz de generar un latido cardiaco efectivo, por tanto el corazón deja de bombear la sangre, la presión arterial cae a cero y se suspende el suministro de sangre oxigenada al cerebro y al resto del cuerpo. Es importante saber que el órgano más vulnerable es el cerebro. Unos pocos minutos de paro cardíaco puede ser la causa de lesiones cerebrales graves; de hecho, estas son las principales secuelas en los pacientes que son reanimados.

    La fibrilación ventricular es muy rara en corazones sanos. En personas mayores de 35 años, la causa más frecuente es el infarto agudo de miocardio. En las personas jóvenes suele estar relacionada con enfermedades cardiacas previas que pueden afectar tanto al músculo del corazón (miocardiopatías, entre ellas la más frecuentemente asociada es la miocardiopatía hipertrófica), como a la actividad eléctrica del mismo (canalopatía, como el síndrome de Brugada o el síndrome de QT largo).  


    Síntomas de la muerte súbita

    Las víctimas de muerte súbita presentan de manera brusca una pérdida completa del conocimiento y no responden a ningún tipo de estímulo. Pueden tener los ojos abiertos o cerrados, y en seguida, dejan de respirar. Sin reanimación, el color de la piel pierde rápidamente el tono rosado habitual y se torna azul violáceo.


    Pronóstico

    La inmensa mayoría de los pacientes que sufren una muerte súbita y no reciben atención médica fallecen en pocos minutos.


    Tratamiento

    Existe una medida de tratamiento eficaz: la desfibrilación. Consiste en administrar al corazón una descarga eléctrica controlada con un dispositivo que se conoce como desfibrilador. Básicamente, lo que hace este dispositivo es descargar la actividad eléctrica de todas las células del corazón a la vez. Lo habitual es que al reiniciar 'desde cero' la actividad del corazón, este recupere su ritmo habitual normal.

    Es muy importante saber que el pronóstico de los pacientes que sufren una muerte súbita depende fundamentalmente del tiempo que transcurre entre que el corazón se detiene y se aplica una desfibrilación. Se calcula que por cada minuto de demora existe un 10 por ciento menos de posibilidades de que el paciente se recupere. Si no tenemos a mano un desfibrilador, es importante iniciar rápidamente la reanimación cardiopulmonar, ya que así conseguiremos prolongar el tiempo en el que una desfibrilación pueda ser eficaz.


    ¿Qué hacer?

    Una persona que sufre un paro cardíaco se halla en una situación tan desesperada en la que cualquier ayuda puede marcar la diferencia entre el fallecimiento y la recuperación. Ninguna de las atenciones que se intenten puede ser perjudicial.

    Lo primero que hay que hacer es solicitar atención médica, llamando al teléfono de emergencias 123. A la hora de dar el aviso es muy importante explicar que la persona que tenemos delante está sufriendo un paro cardíaco. Si se hace de forma correcta, el personal del equipo de emergencias enviará lo más rápidamente posible un equipo médico y paramédico con la capacitación y los dispositivos técnicos adecuados.

    Mientras esperamos al servicio de emergencias, el siguiente paso es comprobar el estado del paciente. Para ello, mueva suavemente a la víctima por el hombro, valorando si tiene algún tipo de respuesta. Comprueba también si respira o no.

    Si el paciente presenta una parada cardiaca y no respira, se deben realizar técnicas de reanimación cardiopulmonar. Aunque es una medida bastante conocida, se ha comprobado que la respiración boca a boca resulta innecesaria e ineficaz, ya que lo realmente importante es realizar un masaje cardiaco correcto. Se deben poner ambas manos en el centro del esternón del paciente y hacer compresiones hacia abajo con los brazos extendidos en ángulo recto respecto al cuerpo de la víctima. Hay que comprimir el esternón hacia abajo unos 4-5 cm, con una frecuencia aproximada de 100 veces por minuto, e intentar que las compresiones sean rítmicas y regulares, es decir, con las mínimas interrupciones posibles. El masaje cardiaco se debe mantener hasta que la víctima recupera el conocimiento o hasta que llegue la asistencia médica.

    ¿Y después que viene?

    Estos pacientes que han sido reanimados por un episodio de muerte súbita siempre requieren de hospitalización para determinar el posible origen. En los casos en que se detecta una causa arrítmica el único tratamiento que ha demostrado ser útil para prevenir un segundo episodio de muerte súbita es el cardiodesfibrilador implantable (ver dispositivos de estimulación eléctrica).


    Síncope
     

    El síncope es la pérdida súbita de la conciencia con recuperación inmediata y espontánea, debida a una hipoperfusión cerebral y la causa más frecuente es de origen neurocardiogénico, bien sea por una disminución súbita de la frecuencia cardíaca, de la presión arterial o de ambas. El término más utilizado por los pacientes para describir un síncope es el desmayo. La diferencia más importante del síncope con la muerte súbita es, que éstos pacientes no requieren de reanimación para recuperar el conocimiento sólo requiere de la elevación de los miembros inferiores e inmediatamente recuperan. En los pacientes con pérdida del conocimiento por un episodio de muerte súbita, si no se realiza reanimación se produce la muerte definitiva. A todos los pacientes con síncope se les debe realizar un electrocardiograma y si éste no muestra la causa, el principal método diagnóstico para determinar el origen del síncope es el tilt test o test de mesa basculante.

    tilt.gif

    TILT TEST
    EXAMEN DE LA MESA BASCULANTE

    El Tilt Test es un estudio no invasivo que permite observar los cambios que se producen en la presión arterial y la frecuencia cardíaca durante la posición de pie prolongada, con el objetivo de desencadenar los síntomas por los cuales su médico le ordenó el examen, como desmayo o mareo.

    Este estudio tiene una duración aproximada de una hora.

    ¿POR QUÉ EL MÉDICO LE PUEDE ORDENAR ESTE EXAMEN?

    camaSu médico puede ordenar este examen por múltiples razones, entre las más comunes están: EL ESTUDIO DE LA DISAUTONOMÍA, los mareos, y los episodios de sincope (desmayos) recurrentes, cuya causa no se ha podido identificar con otros exámenes previos.

     

    ¿QUE PREPARACIÓN DEBO DE TENER PARA EL EXAMEN?

     

    • Ayuno previo de 4  horas
    • No consumir alcohol ni cigarrillo 24 horas antes del examen  
    • Asistir a la realización del examen con ropa cómoda
    • Venir con un acompañante adulto que pueda permanecer el tiempo necesario
    • Hacer saber al médico o equipo de enfermería acerca de los medicamentos que toma habitualmente.
    • Después que el especialista le explique los riesgos y beneficios del Tilt Test, se le pedirá que firme un consentimiento informado (Es la autorización que hace una persona con plenas facultades físicas y mentales para que los profesionales de la salud puedan realizar un tratamiento o procedimiento)

     

    ¿CÓMO SE REALIZA EL EXAMEN?

     

    • Deberá retirarse sus joyas u otros objetos que puedan interferir durante el examen
    • Se retirara las prótesis dentales en caso de usarlas
    • Debe retirarse la ropa de la cintura hacia arriba y colocarse una bata provista por nosotros
    • La habitación donde se realice el Tilt Test deberá ser un lugar tranquilo, silencioso, y con poca iluminación.
    • Se acostará sobre una cama o mesa especial que gira entre 60 y 80 grados, como se indica en la figura.
    • Puede ser necesario  introducir una pequeña aguja ( vía intravenosa ) en el dorso de la mano o en el brazo antes del procedimiento para la aplicación de medicamentos.
    • Se le colocarán electrodos (Parches)  de Electrocardiograma (EKG) en el pecho y se los conectará a una máquina (Electrocardiógrafo) mediante cables conductores.
    • Se le colocará en el brazo un aparato que mide la presión arterial y se conectará a una máquina que la controla automáticamente.
    • Se utilizará una cama o mesa especial para el procedimiento. Al principio, se acostará sobre la cama y luego lo elevarán, sin que salga de la misma, hasta un ángulo similar al que tiene cuando está de pie. Se le colocarán bandas cruzadas en el pecho y en las piernas para evitar riesgos de caída durante el procedimiento.
    • Usted permanecerá en forma vertical para determinar si se producen los síntomas, como mareos, desmayos, baja frecuencia cardíaca y/o baja presión arterial.
    • Si no hay síntomas, es posible que le administren un medicamento por vía sublingual para acelerar su frecuencia cardíaca. Se le administrará cuando vuelva a quedar acostado.
    • Una vez administrado el medicamento (de ser necesario), se lo volverá a elevar en vertical.
    • Lo bajarán hasta una posición plana y se le permitirá descansar un rato. Se controlará la frecuencia cardíaca y la presión arterial.
    • Es importante que informe cualquier síntoma que presente durante la realización del examen
    • Cuando esté estable, le quitarán la vía intravenosa, el aparato que mide la presión arterial y los electrodos del EKG.
    • Podrá vestirse y marcharse, a menos que el médico le indique lo contrario.
    • Se recomienda no conducir su vehículo después del examen.

     

    ¿QUÉ PUEDO SENTIR O PRESENTAR DURANTE EL EXAMEN?

     

    • Mareos
    • Náuseas
    • Dolor de cabeza
    • Dolor en el pecho
    • Desmayo
    • Sudoración

    lugar

    C.C. San Diego, Piso 11,
    Consultorio 1102. Torre Norte

                         CityMédica                                         Rionegro,
                        Consultorio 513

    llamar

    San Diego:
    (574) 444 0566 / (57) 320 5347717

    CityMédica:
                                 (574) 479 7629 /

                                 (57) 305 3057298

    SÍGUEME EN

    William Uribe © 2019 - Todos los derechos reservados | Crea tu sitio web con JJspeed Soluciones